Fuertes caídas de Wall Street ante el temor de los inversores a Ómicron

(Bolsamania.com) — Wall Street cae con ganas este martes por la incertidumbre sobre Ómicron, la nueva variante del Covid-19. Los índices neoyorquinos rebotaron con fuerza este lunes tras los importantes descensos del viernes, pero los inversores vuelven a vender ante los comentarios del consejero delegado de Moderna, quien ha reconocido la menor eficacia de las vacunas ante esta nueva cepa.

Sus comentarios no han gustado nada al mercado, porque aumentan el temor de los inversores a que Ómicron reduzca el crecimiento económico y provoque nuevos problemas en las cadenas de suministro. Todo ello en un momento en el que los bancos centrales están comenzando a reducir su apoyo monetario, debido a la elevada inflación.

No obstante, hay que precisar que la renta variable americana ha tenido una corrección mucho menor que la registrada por las bolsas europeas. «Este hecho y la debilidad del euro frente al dólar evidencia que los inversores están más preocupados por el futuro inmediato de la economía europea que por el de la estadounidense», explican los analistas de Link Securities.

«No será hasta dentro de unas semanas cuando se conocerá el verdadero riesgo que representa la nueva variante. Hasta entonces, esperamos que la volatilidad en las bolsas sea muy elevada y que asistamos a momentos puntuales de mucha tensión», añaden estos expertos.

El presidente de la Reserva Federal (Fed), Jerome Powell, ha destacado el riesgo que representa Ómicron y su potencial impacto en el crecimiento económico y la inflación. En su comparecencia ante el Comité Bancario del Senado de EEUU, ha destacado el peligro que supone para «el empleo y la actividad económica» estadounidense.

Así, ha señalado que muchos pronosticadores, incluidos algunos de la Fed, prevén que la inflación se reducirá «significativamente» durante el próximo año, a medida que las cadenas de suministro abultadas superen el enfriamiento de la demanda de bienes. Por su parte, el propio Powell ha declarado que «los factores que empujan la inflación al alza persistirán hasta bien entrado el próximo año».

Pese a todo, el presidente de EEUU, Joe Biden, ha descartado que se puedan producir nuevos confinamientos a causa de la nueva variante.

«No descartamos que, si el impacto de Ómicron en la economía mundial termina siendo relevante, los bancos centrales se vean forzados a modificar sus actuales estrategias de retirada de estímulos. No obstante, pensamos que aún es muy pronto para que ello ocurra», añaden desde Link.

Por sectores, los más afectados han sido los relacionados con el Turismo, los Viajes y el ciclo económico, así como las petroleras, debido a la caída del crudo. El barril West Texas cae más de un 4%, y se sitúa por debajo de los 67 dólares, extendiendo la fuerte corrección que se inició el pasado viernes.

Por el contrario, la tecnología sigue siendo considerada un ‘activo refugio’ dentro de la renta variable, por su menor exposición al impacto negativo del virus.

No es así en valores como Twitter, que con la noticia de la salida de Jack Dorsey de la compañía, sus acciones han caído más de un 4%. Todo ello después de la jornada volátil que vivió este lunes, con alzas del 11% en la apertura, pero cerrando a la baja.

Caída similar la de Meta, matriz de Facebook, que supera por poco el 4% después de que el regulador de Reino Unido haya concluido que debe vender la plataforma de compartir GIFs Giphy.

Además, el euro se aprecia un 0,43% y se cambia a 1,1339 dólares. Y la onza de oro baja un 0,63%, hasta 1.774 dólares, mientras la rentabilidad del bono americano a 10 años baja hasta el 1,446%. Por último, el bitcoin avanza un 0,24%, hasta 58.261 dólares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *