Las opiniones sobre la inflación se inclinan levemente a favor de la Fed

(Reuters) – Una semana que incluyó un grupo de cifras de inflación todavía desagradables puede haber marcado un cambio en la opinión del mercado sobre la Reserva Federal, ya que las expectativas inflacionarias cayeron, los rendimientos de los bonos se moderaron e incluso las perspectivas de precios de los consumidores dejaron de aumentar.

Por su parte, una encuesta realizada a los profesionales de la previsión parece respaldar la esperanza de la Reserva Federal de poder controlar la inflación sin acabar con millones de puestos de trabajo en el proceso.

Las estimaciones de la inflación anual para dentro de un año en la encuesta trimestral de la Reserva Federal de Filadelfia publicada el viernes bajaron al 3% o menos, dependiendo de la medida de precios específica.

Mientras tanto, la opinión de consenso sobre la tasa de desempleo en los próximos dos años subió al 3,8% desde el 3,6% actual, un resultado que entusiasmaría a los funcionarios de la Reserva Federal si se cumple.

Los responsables de la política monetaria, incluido el presidente de la Fed Jerome Powell, han estado advirtiendo a los hogares estadounidenses que las grandes subidas de las tasas de interés que están planeando para controlar la inflación probablemente sean dolorosas en sí mismas.

La Fed subió su tasa de interés de referencia medio punto porcentual la semana pasada y Powell ha dicho que aumentos de la misma magnitud en las reuniones de los próximos dos meses están garantizados.

«El proceso de bajar la inflación al 2% (el objetivo de la Fed) también incluirá algo de dolor, pero en última instancia, lo más doloroso sería que no lo hiciéramos y que la inflación se afianzara en niveles altos, y ya sabemos cómo es eso», dijo Powell el jueves en el programa Marketplace de la radio pública.

Las lecturas de la semana sobre la inflación anual en los niveles de producción, de los consumidores y de las empresas se frenaron por primera vez en meses, ofreciendo alguna esperanza de que los aumentos de los precios al consumo, que alcanzaron el 8,5% interanual en marzo, puedan haber tocado techo.

Aunque no se ralentizaron tanto como se esperaba, los inversores -en lugar de avivar aún más los temores a una inflación cada vez mayor- respondieron a las sorpresas demandando bonos y sacando los rendimientos de los máximos de varios años.

En la semana, el rendimiento de la nota del Tesoro a 10 años cayó unos 20 puntos básicos, la mayor baja semanal desde principios de marzo, y la expectativa de inflación a 10 años reflejada en los valores protegidos contra la inflación del Tesoro alcanzó su menor nivel desde febrero.

De hecho, una nueva medida de referencia de las expectativas de inflación del ICE mostró que las perspectivas a un año han caído hasta cerca del 4,5% desde el 6% de mediados de abril.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *