Wall Street rebota tras la mayor caída del Dow Jones desde octubre

Wall Street vuelve al verde con fuertes subidas del Dow Jones después de que cerrara su semana más bajista desde el pasado mes de octubre. El Nasdaq es el valor más débil debido a que algunas de las empresas tecnológicas clave, como Apple, Amazon o Nvidia, cotizan en rojo. Los mercados siguen adaptándose al cambio de sesgo de la política monetaria de la Reserva Federal (Fed), que se mostró más dura de lo esperado debido al mayor repunte de la inflación en Estados Unidos durante los últimos meses.

El Dow Jones cayó un 3,5% la semana pasada, seguido del S&P 500 (-1,9%) y el Nasdaq (-0,2%) mientras los rendimientos de la deuda pública estadounidense registraron un ‘aplanamiento’ entre los plazos a corto plazo y los plazos a largo.

«Los inversores interpretaron el tono más agresivo de la Fed como una señal de que una expansión económica prolongada puede ser un poco más difícil de lograr en un entorno de política monetaria menos acomodaticia», ha comentado Chris Hussey, analista de Goldman Sachs.

Repuntaron los rendimientos de los bonos con vencimiento hasta 3 años, mientras las rentabilidades de los bonos a 5 años o plazos superiores se redujeron de forma notable.

Este denominado ‘aplanamiento de la curva de tipos’ refleja que el mercado está descontando ahora que la Fed subirá los tipos antes de lo previsto inicialmente. Y además indica que el banco central no tiene demasiado margen para subir los intereses sin frenar el crecimiento económico, porque la tasa neutral de los tipos cada vez es menor.

Si antes de la reunión del banco central americano el mercado descontaba la primera subida de tipos en 2024, tras las nuevas previsiones del organismo los inversores ya descuentan al menos dos subidas en 2023.

Y tras las declaraciones de James Bullard del pasado viernes, cuando el presidente de la Fed de San Luis sugirió que la primera subida de tipos podría producirse en 2022, el movimiento de los bonos se acentuó aún más y presionó las valoraciones bursátiles, que cotizan cerca de máximos históricos en Wall Street.

Sin embargo, hoy el presidente de la Fed de Dallas, Robert Kaplan, ha dicho que por ahora está más centrado en la reducción del ritmo de compra de bonos. «Preferiría que actuáramos más pronto que tarde sobre las compras de activos, y luego tomaremos una decisión más adelante, en 2022 y después, sobre los pasos adicionales que sean necesarios», ha dicho en una comparecencia junto a Bullard, según recoge la CNBC.

Este es otro factor que es necesario recordar en el escenario actual. «Entendemos que la reacción de las bolsas tiene otra explicación, más de tipo técnico, ya que tanto los principales índices bursátiles europeos y estadounidenses, así como muchos valores, especialmente los de corte cíclico, que han sido los más penalizados en los últimos días, mostraban elevados niveles de sobrecompra», argumentan los analistas de Link Securities.

«Es por ello que entendemos que estas bolsas estaban ‘maduras’ para una corrección que, si bien es posible que continúe, no esperamos que vaya a ir muy lejos ante la elevada liquidez que hay en estos momentos en el sistema; y la falta de alternativas atractivas de inversión», añaden.

UNA CORRECCIÓN DEL 10% AL 20%

No es tan positivo Mark Zandi, economista jefe de Moody’s Analytics, quien espera que la actitud más agresiva de la Fed provoque caídas en el mercado de entre el 10% y el 20%. Y, a diferencia de los recortes de los últimos años, Zandi estima que no se producirá una fuerte recuperación, especialmente porque el mercado está muy sobrevalorado. Calcula que podría tardar un año en volver a los niveles actuales.

«Los vientos en contra están aumentando para el mercado de valores», dijo Zandi en el programa ‘Trading Nation’, de CNBC, el pasado viernes. «La Reserva Federal tiene que cambiar de marcha aquí porque la economía es muy fuerte», añadió.

Pero desde Bank of America (BofA), creen que el endurecimiento de las políticas monetarias va a llegar antes de lo que anticipan muchos analistas. «Esperen que la Fed comience pronto a reducir sus compras [de flexibilización cuantitativa], y que empiece a subir los tipos de interés antes de lo esperado, y lo que es más importante, mucho más rápido de lo que actualmente se valora en los mercados», señalaba Hans Mikkelsen, su estratega de crédito, según recoge la CNBC.

A nivel geopolítico, el Departamento de Comercio de EEUU ha anulado las prohibiciones que hizo Donald Trump sobre TikTok y WeChatpara que los estadounidenses pudieran invertir dinero en estas empresas. Estas órdenes nunca llegaron a entrar en vigor, puesto que fueron suspendidas cautelarmente.

En otros mercados, el bitcoin ha cedido este fin de semana por debajo de la barrera de los 33.000 dólares, con caídas, este lunes, del 8,81% hasta los 32.200 dólares. La creación de Satoshi Nakamoto se ve lastrada por las noticias que llegan de China, cuyas autoridades han prohíbido a bancos y a Aliplay ofrecer servicios a empresas del criptoespacio. Además, han echado el cerrojo a los mineros que se asientan en el país.

Además, el petróleo West Texas sube un 2,93%, hasta los 73,72 dólares. El euro se aprecia un 0,45% y se cambia a 1,1913dólares. Por último, la onza de oro repunta un 0,80%, hasta 1.783 dólares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *