Mercado laboral sigue firme en EEUU, presión inflacionaria sigue apagada

La cantidad de estadounidenses que presentaron solicitudes de beneficios por desempleo cayó la semana pasada a mínimos en casi 49 años, lo que podría aplacar preocupaciones sobre una desaceleración del mercado laboral y la economía.

Otro informe mostró el jueves que los precios de las importaciones registraron en noviembre su mayor caída en más de tres años porque el costo de los productos petroleros se derrumbó y un dólar fuerte presionó los precios de otros productos.

Las condiciones de un mercado laboral que se acerca al pleno empleo refuerza las expectativas de que la Reserva Federal elevará las tasas de interés en su reunión de política monetaria la próxima semana.

Con una inflación que seguiría apagada durante la primera mitad del 2019, los economistas prevén menos alzas de tasas el año próximo. La Fed ha elevado el costo del crédito tres veces este año.

“Los mercados pueden dar un suspiro de alivio porque la economía no se tambalea”, dijo Chris Rupkey, economista jefe de MUFG. “Presiones inflacionarias que no crecen y un mercado laboral fuerte son noticias que le dicen a la Fed que tiene razón en seguir subiendo las tasas la próxima semana”, agregó.

Los pedidos iniciales de beneficios por desempleo fueron 27.000 menos y cayeron a una cifra desestacionalizada de 206.000 en la semana que terminó el 8 de diciembre, dijo el jueves el Departamento del Trabajo. La caída es la mayor desde abril del 2015.

Las solicitudes bajaron a 202.000 a mediados de septiembre, un mínimo desde diciembre de 1969. Economistas encuestados por Reuters habían pronosticado un descenso a 225.000 la semana última.

El promedio de cuatro semanas, una medición considerada más ajustada del mercado laboral pues tiende a minimizar la volatilidad intersemanal, mostró la semana pasada una caída de 3.750 solicitudes, a 224.750.

La abrupta caída en el número de solicitudes la semana pasada también sugiere que una desaceleración en el crecimiento del empleo en noviembre probablemente haya sido resultado de una escasez de trabajadores. En noviembre se crearon 155.000 puestos de trabajo, contra los 237.000 de octubre.

Tras el informe, los rendimientos de los bonos del Tesoro tenían un comportamiento dispar, influidos más por comentarios del Banco Central Europeo. El dólar subía levemente contra una canasta de monedas, mientras que las acciones avanzaban en Wall Street.

En otro informe publicado el jueves, el Departamento del Trabajo dijo que los precios de las importaciones cayeron un 1,6 por ciento el mes pasado, el mayor declive desde agosto de 2015, tras un incremento no revisado de 0,5 por ciento en octubre.

Economistas consultados en un sondeo de Reuters proyectaban que el indicador bajaría un 0,9 por ciento en noviembre. En los 12 meses a noviembre, los precios de las importaciones subieron un 0,7 por ciento, el menor incremento anual desde noviembre del 2016.

El informe se conoce poco después de datos que mostraron débiles lecturas de los precios al productor y de la inflación minorista en noviembre, y respalda las expectativas de economistas de que la inflación podría seguir siendo moderada en el primer semestre de 2019.

Los precios del petróleo, combustibles y lubricantes importados lideraron las caídas tras las subidas de octubre, y los precios de los alimentos importados también bajaron. Excluyendo esos ítemes, los precios de las importaciones cayeron un 0,2 por ciento el mes pasado, tras no registrar cambios en octubre.

Fuente: EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *