Argentina negocia con los fondos a escasas horas de un default

Argentina se enfrentaba el miércoles a una carrera contra el tiempo para evitar su segundo default en 12 años, ya sea cerrando un acuerdo antes de que termine el día con los acreedores «holdout» que la demandaron u obteniendo un mayor plazo de la justicia estadounidense para negociar.

El ministro de Economía argentino, Axel Kicillof, llegó poco después de las 11.00 hora de Nueva York (1500 GMT) a las oficinas en Manhattan del negociador judicial Daniel Pollack, donde se prevé se verá cara a cara por segundo día consecutivo con los fondos de cobertura que exigen el pago completo de los bonos que compraron con descuento tras la cesación de pagos del país en el 2002.

La posibilidad de un acuerdo para que la tercera economía latinoamericana evite su segundo default en 12 años disparó el valor de los activos financieros argentinos. El riesgo país medido por el índice EMBI+ de la banca JP Morgan caía 116 puntos a 564 unidades, su mínimo en tres años.

El optimismo entre los inversores tras semanas de encuentros infructuosos entre el país y el mediador fue alentado por la posibilidad de que bancos privados argentinos intervengan en la disputa.

Un grupo de entidades financieras, aseguró una fuente, ofrecerá a los fondos de cobertura que lideran el litigio contra el país sudamericano comprarles los bonos impagos para persuadir al juez de distrito en Manhattan Thomas Griesa a que imponga una medida cautelar que suspenda un congelamiento sobre los pagos de la deuda argentina en el extranjero.

«La idea es poder sentarse con los fondos y poder comprarles toda la deuda, hay que negociar el monto final de la oferta, en qué plazos y cómo será el pago. (Es) una iniciativa privada de los bancos para evitar la caída en default», dijo la fuente del sector bancario cercana a la propuesta que pidió anonimato.

Los demandantes liderados por los fondos NML y Aurelius obtuvieron una sentencia favorable para que Argentina los compense con 1.330 millones de dólares mas intereses por los bonos impagos en el masivo default del 2002 que se han negado reiteradamente a reestructurar.

Una delegación de la Asociación de Bancos Privados de Capital Argentino participará de las negociaciones en Nueva York.

Argentina tiene hasta la medianoche de este miércoles (0400 GMT del jueves) para romper el impasse, cuando vence el período de gracia para cancelar el cupón de un bono Discount que Griesa prohibió honrar.

Fuente: Reuters

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *