La Fed empezaría a recortar las tasas de interés en mayo: operadores

(Reuters) – El enfriamiento de la inflación permitirá a la Reserva Federal renunciar a más alzas de las tasas de interés y, de hecho, empezar a recortarlas en mayo, estimaron el martes los operadores, luego de que un reporte del Gobierno estadounidense mostró que los precios al consumidor de octubre se mantuvieron sin cambios frente al mes anterior.

Los precios de los contratos de futuros que se ajustan a la tasa objetivo de la Fed estaban descontando sólo alrededor de un 5% de probabilidad de que el organismo eleve su tasa de política monetaria por encima del rango actual de 5,25% a 5,50%.

 El mercado había reflejado una probabilidad de hasta un 28% de un aumento de tasas para enero antes del reporte del Departamento de Trabajo, que mostró que el índice de precios al consumidor subió sólo un 3,2% respecto al año anterior, después de haber aumentado un 3,7% en septiembre.

Los precios de la energía, un punto clave para los consumidores, bajaron un 2,5% en octubre respecto a septiembre.

La inflación subyacente, que excluye la energía y los alimentos, aumentó un 4%, el ritmo más lento en más de dos años. Si bien todavía está muy por encima del objetivo del 2% de la Reserva Federal, la tendencia a la baja podría dar a las autoridades de la Fed más confianza en que su postura es lo suficientemente estricta para hacer efecto.

De hecho, los operadores y muchos analistas así lo perciben.

«Se puede decir adiós a la era de las subidas de tasas», dijo Brian Jacobsen, economista jefe de Anexo Wealth Management.

Ahora el mercado considera que es más probable que la Reserva Federal aplique su primer recorte de tasas en mayo y finalice 2024 con el tipo de referencia de corto plazo un punto porcentual inferior al actual, según los precios de los futuros.

La última vez que la Reserva Federal subió las tasas fue en julio, pero el presidente del banco central, Jerome Powell, dijo la semana pasada que no dudaría en aplicar más alzas si fuera necesario para combatir la inflación.

Los datos del martes reducen la presión para un mayor endurecimiento monetario, pero es improbable que las autoridades del banco central de Estados Unidos canten victoria de inmediato, según la economista jefe de Nationwide, Kathy Bostjancic.

«Por ahora, la Reserva Federal mantendrá su sesgo restrictivo, pecando de cautelosa», escribió.

La próxima vez que las autoridades se reúnan en diciembre, tendrán a la mano un informe sobre la inflación de este mes, así como una lectura más reciente sobre el mercado laboral, que también se enfrió el mes pasado más de lo que los economistas habían anticipado, con una tasa de desempleo que subió a 3,9% y mientras los salarios aumentan al ritmo más lento en casi dos años y medio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *