Wall Street cae un 1% tras el pesimismo económico del BCE

Wall Street amplía sus caídas hasta el 1% y sigue dudando por la falta de información sobre las negociaciones comerciales entre EEUU y China. Además, los inversores descuentan el pesimismo del Banco Central Europeo (BCE) sobre el crecimiento económico en la zona euro, que ha obligado al organismo a recortar sus previsiones y a retrasar las subidas de tipos hasta, al menos, final de 2019.

El banco central que dirige el italiano Mario Draghi ha decidido mantener sin cambios los tipos de interés en el 0% y ha cambiado su discurso, al retrasar hasta finales de año la primera subida de los tipos, cuando hasta ahora se fijaba para después del verano.

Además, ha anunciado que habrá una nueva ronda de liquidez para la banca a partir del mes de septiembre, que ha provocado el desplome del sector bancario europeo porque se retrasa la subida de los intereses y el esperado aumento de su rentabilidad.

La noticia ha dado alas en un principio al Ibex 35, que no obstante ha cerrado en negativo por la caída de la banca. En Wall Street, pesa también la falta de detalles sobre las negociaciones entre Washington y Pekín.

No obstante, según ha confirmado China, está habiendo un buen entendimiento. Se descuenta que el acuerdo entre ambas potencias llegue, como tarde, a finales de este mes, aunque la incertidumbre ha pasado factura a los índices de la bolsa de Nueva York, que van camino de cerrar la cuarta sesión consecutiva de pérdidas.

Y es que a la falta de novedades hay que sumar el nuevo capítulo del enfrentamiento entre la compañía china Huawei y EEUU. El gigante tecnológico ha presentado una demanda contra EEUU al considerar ilegales sus sanciones. En concreto, la empresa pretende impugnar la ley que prohíbe a las agencias gubernamentales usar los productos de la empresa por cuestiones de seguridad.

En el Dow Jones, los valores más bajistas son la cadena de farmacias Walgreens (-2%), los conglomerados industriales Caterpillar (-1,7%) y 3M (-1,6%), además de Goldman Sachs (-1,5%) y Microsoft (-1,4%). Los únicos valores alcistas son Verizon (+0,7%) y Exxon Mobil (+0,5%).

A nivel económico, los datos de paro semanal han sido mejores de lo esperado, ya que las peticiones iniciales de desempleo han bajado hasta 223.000 desde 226.000, por debajo de las 225.000 previstas; y las peticiones continuas han bajado hasta 1,755 millones, por debajo de los 1,775 millones anticipados.

Además, los costes laborales del cuarto trimestre subieron un 2%, por encima del 1,6% esperado; y la productividad laboral del mismo periodo repuntó un 1,9%, por encima del 1,6% previsto. Falta por publicarse el crédito al consumidor de enero (se prevé una subida de 16.000 millones de dólares).

Este miércoles se ha publicado el informe ADP de empleo del sector privado estadounidense. En febrero, se crearon 183.000 empleos, una cifra ligeramente inferior a la proyectada por el consenso (189.000) y a la registrada anteriormente (213.000), pero que en cualquier caso sigue indicando fortaleza en el mercado laboral.

El próximo viernes, se publicará el informe de empleo oficial, para el que se anticipa la creación de 180.000 puestos de trabajo, una caída de la tasa de paro hasta el 3,9% desde el 4% y un repunte de los salarios del 0,3%, hasta el 3,3% interanual.

ANÁLISIS TÉCNICO Y OTROS MERCADOS

A nivel estratégico, el rally de la Bolsa de Nueva York desde los mínimos de 2018, registrados a finales de diciembre, “es uno de los comienzos de año más fuertes desde 1987“, afirma Julian Emanuel, experto de BTIG.

“Los dos últimos meses han provocado que el sentimiento bajista caiga hasta mínimos de enero de 2018, justo cuando el S&P 500 ha llegado a la resistencia de 2.813 puntos“, añade Emanuel. En su opinión, el índice se mantendrá cotizando unos meses de forma lateral entre los 2.650 y los 2.815 enteros antes de alcanzar su objetivo de 3.000 puntos a final de año.

En otros mercados, el petróleo West Texas sube un 0,8%, hasta 56,70 dólares. Por su parte, el euro se deprecia un 0,45%, hasta 1,1258 dólares. Por último, la rentabilidad del bono americano a 10 años baja hasta el 2,66%, mientras el rendimiento del bono a 2 años cede hasta el 2,48%.

Fuente: Reuters

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *